Acabo de leer “De Pixar al cielo: Mis años con Steve Jobs y cómo reinventamos la industria del cine“. Este libro es una maravilla, nos ofrece una visión sobre Steve Jobs muy distinta a la que hemos visto en tantos libros y en las películas sobre su vida. Nos hace conocer a otro Steve Jobs, el que se sitúa en el tiempo tras haber salido de Apple, haber fundado NeXT y antes de volver a Apple.

En esa época se hizo con Pixar, un pequeño estudio de animación en el que invirtió grandes cantidades de dinero una y otra vez porque estaba convencido de que algo grande podría salir de ahí. Y así fue, hoy Pixar forma parte de Disney y juntos han cambiado el cine familiar y el cine de animación para siempre.

Pixar tendrá su marca —me dijo Steve cuando ultimamos los términos de esta cláusula—. Todo el mundo sabrá que esas películas las hicimos nosotros.

Desde la creación de Toy Story hasta Inside Out, este libro hace un repaso a la apasionante historia de Pixar: sus inicios, su primer contrato con Disney, su salida a bolsa, las duras negociaciones con Disney para la renovación del contrato porque, entre otras cosas, Steve Jobs no quiso dar su brazo a torcer cuando quiso que el nombre de Pixar apareciese en los títulos iniciales de las películas al mismo tamaño e importancia que el de Disney o la independencia y total libertad del consejo de dirección de Disney que debían tener los creadores de Pixar son algunos de los momentos históricos que repasa este libro, mostrándonos, como he dicho, a un Steve diferente y muy alejado de lo que nos han contado siempre: ese Steve dominador, déspota y engreído.

Durante mucho tiempo después, siempre que Steve y yo pasábamos por una tienda de Disney, entrábamos a ver los muñecos de Buzz y Woody y demás artículos comerciales derivados de las películas de Pixar. Mirábamos el dorso de las etiquetas para comprobar que los logos Disney • Pixar se veían por igual.

La época en Pixar cambió a Steve para siempre. Dio allí con personas maravillosas, con auténticos soñadores que le hicieron soñar también a él y convertirse en lo que acabó siendo.

Tras convertir a Pixar en lo que es hoy en día, Steve vendió NeXT a Apple y volvió a la empresa que él mismo fundó en 1976. Consiguió que Disney comprara Pixar con sus condiciones y se convirtió en el mayor accionista de Disney.

Pixar Steve Jobs

Así que si hoy en día las películas de Pixar consiguen enamorarte, consiguen atraparte por ser diferentes, si identificas una película de Pixar porque aparece la animación de la lámpara al inicio tras el castillo de Disney es por todo lo que sucedió entre 1995 y 2006, una historia que está perfectamente explicada en este libro de la mano de Lawrence Levy.

Te recomiendo su lectura, encarecidamente.

Comprar | De Pixar al cielo: Mis años con Steve Jobs y cómo reinventamos la industria del cine