Hace 16 días que recibí mi Apple Watch Sport y, desde entonces, la pregunta que me han hecho más veces es la de “¿merece la pena comprar el Apple Watch o mejor esperar a la segunda versión?

Una decisión así es totalmente personal, pero si tú también te haces esta pregunta te invito a responder un breve cuestionario:

  1. ¿Te gusta la tecnología?
  2. ¿Puedes permitirte, económicamente hablando, comprar el reloj?

Si has respondido “no” a alguna de estas preguntas no te lo compres. Es más, deja de leer este artículo. Puedes hacer clic aquí.

En cambio, si la respuesta a ambas preguntas es “sí”, mi respuesta es la siguiente:

Cómpratelo. No lo dudes.

Apple-Watch-1

¿Ya, pero es que la segunda versión será mejor que la primera?
Sin duda. Y la decimoquinta versión le dará mil patadas a este primer Apple Watch, no te quepa duda.

¿Es que está muy verde?
Sí, mucho, pero…¿qué importa? Es sólo cuestión de meses que el Apple Watch actual mejore a nivel software y si tú ya lo tienes vivirás de primera mano esas mejoras.

Es un poco caro“.
Si has respondido que sí a la segunda pregunta has de saber que si, tras probarlo, te das cuenta que no está hecho para ti, podrás venderlo de segunda mano sin apenas perder dinero. Es lo que tienen los productos de Apple a diferencia del resto de marcas del mercado.

De todas formas… ¿no habíamos quedado en que sólo siguieses leyendo si respondías “sí” a las 2 preguntas?

Te gusta la tecnología y tienes el dinero para comprarlo. ¿por qué esperar? ¿Por qué no poder disfrutar de algo desde ya mismo? Recuerda:

Hoy es siempre todavía. Toda la vida es ahora. Y ahora, ahora es el momento de cumplir las promesas que nos hicimos. Porque ayer no lo hicimos, porque mañana es tarde. Ahora.